Noticias

Costanera de Valdivia después del sismo del 27 de frebreo, por Héctor Andrade.

Dr. Mario Pino Dio a Conocer Resultados de Análisis de GPS Geodésico

El investigador UACh concluyó que “esta información reafirma que en Valdivia no debemos bajar la guardia y mantenernos siempre lo mejor preparados posible ante la posibilidad de sufrir las consecuencias de un sismo en la zona”.

El académico del Instituto de Geociencias de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, Dr. Mario Pino, dio a conocer el informe de análisis de los datos contenidos en el GPS Geodésico, el cual está ubicado en el balneario de Niebla y que da cuenta del comportamiento de la zona afectada por el terremoto del pasado 27 de febrero.

El Dr. Pino, comentó que esta información fue entregada por los científicos de las Universidades de Ohio y Hawai, quienes mantienen una red de GPS geodésicas ancladas a rocas en distintas partes de nuestro país. “El Instituto de Geociencias UACh, participa dentro de este programa colaborando con la instalación y mantenimiento de una estación ubicada en Niebla, sobre la terraza del último interglaciar”.

“Los datos entregados muestran que mientras toda la región al norte de Temuco sufrió una extensión hacia el oeste (con componentes de noroeste a suroeste), Niebla y por ende también Valdivia se desplazó 20 mm al sur. Así, en esta zona no se libero prácticamente nada de la energía sísmica asociada a la subducción –deslizamiento del borde de la corteza terrestre por debajo del borde de otra- que originó el sismo de febrero pasado”, indicó el académico UACh.

El Dr. Pino también señaló que “se observa el desplazamiento vertical en la coordenada de Niebla del 1 de enero al 27 de febrero, donde se había levantado aproximadamente 20 mm, y en el instante del sismo se hunde alrededor de 20 mm,  originando una subsidencia en el mismo sentido que en 1960. En los siguientes 60 días, mientras el movimiento horizontal comienza a ser cada vez mas notable en dirección oeste, el continente apenas se sigue hundiendo unos pocos milímetros”.

Finalmente, el investigador UACh concluyó que “estos datos reafirman que en Valdivia no debemos bajar la guardia y mantenernos siempre lo mejor preparados posible ante la posibilidad de sufrir las consecuencias de un sismo en la zona”.

Para leer el informe pinche aquí.


Compartir Noticia