Noticias

Dr. Luis Vargas Chacoff, Instituto de Zoología.

Ciclo de Seminarios de la Facultad de Ciencias

"Pero Mira Como Beben Los Peces En El Río: ¿Verdad o Mentira de un Villancico?

Vislumbrar y argumentar, si los peces beben o no beben agua fue la pregunta que guió la charla del académico del Instituto de Zoología de la Facultad de Ciencias, Dr. Luis Vargas Chacoff, el cual desarrolla su línea de investigación en fisiología, endocrinología y acuicultura de peces.

El Dr. Luis Vargas es biólogo marino de la Universidad Austral de Chile, titulado el 2001, obtuvo su doctorado en Ciencias del Mar en la Universidad de Cádiz, España, el año 2009 y el 1 de octubre del mismo año se incorporó al Instituto de Zoología de la Facultad de Ciencias UACh.

Para responder al titulo de la presentación se parte de la premisa que los peces tienen distintos hábitos de vida dependiendo del lugar en que viven. La fisiología de los animales está compuesta de una serie de piezas que conforman un “gran puzzle”, dentro de las variables ambientales que controlan o modelan las respuestas fisiológicas están la salinidad y la temperatura.

El Dr. Vargas explicó que la cantidad de solutos determina la osmoralidad del medio, la que puede clasificar a los animales respecto a la condición osmótica que presenten, siendo el medio: isosmótico, hiposmótico e hiperosmótico. A su vez según la capacidad del animal de osmorregular va a ser osmoconformador como las lambreas u  osmorregulador como la dorada, similar al robalo que en Chile conocemos. Estos animales pueden agruparse según su tolerancia a la salinidad siendo eurihalinos o estenohalinos, los primeros como los robalos pueden moverse en un rango amplio de salinidad, mientras que los segundos, que es el caso de los atunes, poseen un rango bastante pequeño de condición fisiológica para asimilar los cambios salinos.

En cuanto a la variable temperatura, el académico señalo que esta va a definir animales dependiendo de la termogénesis (formación de calor), en endotérmicos (delfín), heterotérmicos (atún) y ectodérmicos como la dorada.

Los endotérmicos producen calor a través de las diferentes reacciones químicas y enzimáticas, pero su característica es que son animales bien aislados térmicamente, totalmente contrarios a los ectotérmicos, que son mal aislados, ellos también producen calor, pero este no es capaz de ser transformado a temperaturas óptimas para las tasas metabólicas, entonces al no ser capaz el pez de mantener e incrementar su calor necesita la temperatura del medio, a su vez y al estar mal aislados térmicamente difunden rápidamente el calor.

Los heterotérmicos, como los atunes, gracia a una red vascular intensa incrementan la temperatura respecto al medio, pero este aumento de temperatura no es en todo el cuerpo sino más bien es localizado.

Hay dos grandes factores a tener en cuenta el primero es la cantidad de agua que posee el animal internamente y la concentración apropiada de solutos. Para ello, el animal posee una serie de órganos que le van a ayudar a eliminar o captar agua, dependiendo del lugar donde viva el animal. Por ejemplo, están las branquias que son la primera barrera fisiológica que tienen los peces. Luego está el tacto digestivo, especialmente el intestino. Posteriormente el riñón y en último caso la vejiga urinaria, señala el académico.

¿Qué pasa con los peces que viven en el mar? La situación del animal es que él es hiposmótico e hipoiónico respecto al medio, o sea, el medio en el que se encuentra es hiperosmótico e hiperiónico. Los problemas que esto tiene son la pérdida osmótica de agua y ganancia pasiva de iones. Los animales cada vez que comen ingieren altas concentraciones de iones. Las soluciones posibles que se dan a este problema son la eliminación de estas sustancias y conservación de agua, a través de una orina poco diluida, pero con gran concentración salina. Entonces eliminan iones y conservar la poca agua que pueden captar.

¿Qué pasa con los peces que están en agua dulce? Ellos son hiperosmóticos e hiperiónicos con respecto al medio, es decir, tienen una cantidad de iones mucho mayor a lo que posee el agua dulce. Ellos tienen una ganancia osmótica de agua, pero una pérdida pasiva de iones. ¿Cómo se soluciona esto? Eliminando agua a través de una orina muy diluida, reponiendo iones a través de la comida, pero también evitando la perdida de estos a través del mucus que se genera por medio de la prolactina. Debido a todo esto el Dr. Luis Vargas afirma que los peces en agua dulce no beben agua.

Para finalizar el Ciclo de Seminarios de la Facultad, la Dra. Elizabeth Rincón, del Instituto de Química, dictará la charla: "EXPLORACIÓN TEÓRICA Y COMPUTACIONAL DEL CAMINO RECORRIDO POR LAS MOLÉCULAS EN UNA REACCIÓN QUÍMICA". La cita es el 14 de junio, a las 17:30 horas en la sala Paraninfo, ubicada en la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE),


Compartir Noticia