Noticias

Red de Museos Escolares: Aprendiendo con nuestros sentidos para conservar nuestra biodiversidad. Una fusión entre cultura, naturaleza, difusión y turismo.

Dr. Roberto Schlatter:

“El Género Humano No Escucha y la Naturaleza Continúa Hablando”

*“Cada vez se presenta un desarraigo más profundo de la naturaleza y este es un problema latente en el mundo global, que se produce porque seguimos tratándola como si fuera inagotable”.

En la actualidad, existen cada vez más señales o alternativas que pretenden fomentar el desarrollo de una relación más intensa entre el ser humano organizado y el medio ambiente. Sin embargo, estas son insuficientes y están lejos de abordar realidades locales y cercanas en nuestra sociedad.

Para contribuir a la valoración y conservación de nuestra biodiversidad se desarrollo el proyecto Red de Museos Escolares: Aprendiendo con nuestros sentidos para conservar nuestra biodiversidad. Una fusión entre cultura, naturaleza, difusión y turismo, Proyecto del Fondo de Innovación y Capacitación (FIC-R-2009) del Gobierno Regional, Región de los Ríos. Iniciativa, que nació en el seno del entonces Instituto de Zoología de la Facultad de Ciencias de la UACh, bajo la Dirección del Dr. Roberto Schlatter, como un espacio para el conocimiento del patrimonio natural de la costa valdiviana.

Este proyecto, renovó un museo para los estudiantes de la escuela Juan Bosch de la localidad de Niebla y generó otro nuevo para los alumnos de la Escuela Rural de La Aguada de  Corral. Ambos pretenden ser lugares con alto valor científico, educacional y turístico. Los que permitirán concretar un cambio de valores, concepciones y actitudes de nuestra comunidad frente al medio ambiente, tan cercano…pero distante.

La idea de emplazar estos museos en el contexto de la Escuela Rural, se debe a las condiciones propias del paisaje y a que esta debe tener un alto nexo con la naturaleza, debe ir hacia ella, para que no sea la naturaleza la que tenga que entrar en un edificio.

Hoy, la biodiversidad está en problemas y así como vamos, sólo conoceremos en el futuro nuestra naturaleza a través de escritos, textos, publicaciones y colecciones en museos, señala el Dr. Schlatter.

El museo nos permite llevar la biodiversidad al colegio, pero con el objeto de que el aprendizaje de reconocimiento de distintas especies de la flora y fauna, se lleve a la práctica en el ecosistema mismo, agrega.

En este sentido, ha surgido una disciplina llamada Museología, que crea colecciones de todo tipo, pero para este caso han sido de plantas y animales, con el objeto de cuidarlas y mantenerlas adecuadamente por largo tiempo. De manera que muchas generaciones tengan la posibilidad de conocer las distintas especies que componen la biodiversidad del planeta.

Las colecciones nos dan una idea de cómo fue el medioambiente en un período y como puede haber estado evolucionando hacia nuestra época. Son referencias de lo que hay en el entorno y contribuyen, a que los alumnos tengan acceso a comprender lo que hay en su entorno.

Los estudiantes de La Aguada y de Niebla, junto a sus profesores, participaron de talleres de Museología Científica, a cargo de la museóloga Marta Cerda. Además aprendieron de taxidermia y osteología con la técnico-profesional Rosario Ülbrich.

La voluntad de los profesores, la motivación de los alumnos y la presencia de buenas colecciones y la participación de la comunidad escolar, fueron trascendentales para que este proyecto lograra concretarse.

El equipo que colaboró en este proyecto fue integrado por la Museóloga Marta Cerda, la osteóloga Rosario Ülbrich, la Licenciada en Medicina Veterinaria Carola Valencia, el Licenciado en Ciencias Biológicas Diego Miranda, los académicos Héctor Pavés (Director Alterno),  Dirk Schories, Ricardo Giesecke, entre otros.

La Red de Museos Escolares, podrá intercambiar colecciones entre sus miembros, para dar realce al trabajo colaborativo y contribuir al intercambio de experiencias.  

Museo Escolar “Hugo Gunckel”

Antes de la década de los 80 los niños de La Aguada ya comenzaban sus primeras acciones en el conocimiento y conservación del patrimonio natural que aún permanecía después de la devastación de bosques y ecosistemas de la cuenca del río Valdivia y de la comuna de Corral. Bosques, que eran utilizados como combustible para las faenas industriales de los Altos Hornos de Corral, como leña y carbón vegetal en la fundición. Además, de la explotación y comercialización del Alerce en la zona de Chaihuín, que fueron gravemente intervenidos.

Fue así como se fueron organizando en Brigadas Verdes, Club Científico, Academias Científicas y Tecnológicas Escolares, para tomar un rol activo de concientización frente a los daños que al medio ambiente se estaban provocando.

Apoyados por sus profesores y académicos de la UACh y respaldados en un proyecto de innovación curricular (PIC) titulado “Pesca y cultivos acuáticos e Higiene, Conservación y Manipulación de Alimentos” se fueron capacitando alumnos, apoderados y profesores para aprender las artes de la pesca, los cultivos marinos, la repostería y la identificación y fijación de especies hidrobiológicas tanto del estuario como de la zona intermareal y pelágica que aún se conservan en el laboratorio.

Académicos destacados como los doctores: Germán Pequeño, Carlos Ramírez, Roberto Schlatter fueron fundamentales para que esta educación vivencial y pertinente aún perdure en la memoria colectiva de quienes han participado y colaborado.

Actualmente,  amparados en un proyecto de la Facultad de Ciencias de la UACh para la formación de una Red de Museos Escolares, este sueño sobrevive gracias al gestionamiento del proyecto FIC-R-2009, al Taller de Museología, al proyecto Explora-CONICYT, a la Dirección de Extensión de la UACh, al equipo de alumnos Licenciados y “muchos más”.

Una de las estudiantes del taller de museología, agradece al Dr. Roberto Schlatter, por visitar el colegio en reiteradas ocasiones para realizar charlas, las cuales calificaron de atractivas, debido a la sencillez de su vocabulario que hizo del aprendizaje un proceso claro y comprensible.

Museo Escolar Juan Bosch

Todo establecimiento educacional necesita tener un amplio conocimiento de la cultura en la cual se encuentra inserto. La Escuela de Niebla no ha sido ajena a esta situación y gracias a la inquietud, el deseo de aprender y el poder proyectar estos conocimientos a las generaciones futuras, hizo posible el poder investigar y sistematizar conocimientos sobre las características ambientales, costumbres, tradiciones, mitología, literatura, medicina natural y artesanía tradicional.

Todas estas investigaciones crearon la necesidad para que en el establecimiento existan espacios que muestren y conserven difer¬entes aspectos de la cultura tradicional del sector costero valdiviano para ser utilizados con fines didácticos y transmitirlo a las nuevas generaciones.

La conservación de especies marinas para ser utilizadas en forma didáctica y de exposición, comenzó en la década del 80, estas muestras fueron guardadas en una pieza por falta de espacio para exponerlas y ser utilizadas para clases.

Con la construcción del nuevo edificio para el colegio hubo mayor capacidad para realizar este tipo de trabajos. Desde el 2000 la escuela participa en la Feria del Mar, evento organizado por la Ilustre Municipalidad de Valdivia, en la cual se muestran aspectos de la vida marina y de la cultura de la costa valdiviana, esta instancia ha sido un incentivo para continuar con el trabajo de conservación de herramientas de pesca y extracción de especies marinas, clasificación y conservación de muestras de árboles nativos, plantas medicinales y algas, así como conservación de una variada cantidad de especies de vertebrados e invertebrados marinos.

Este año, en una nueva versión de la Feria del Mar, así como en el día Internacional de los Museos (18 de mayo) el renovado Museo Escolar Juan Bosch será uno de los principales atractivos que los estudiantes, profesores y apoderados de la Escuela de Niebla Juan Bosch podrán mostrar a todos sus visitantes.


Compartir Noticia