Noticias

El profesor Carlos Rojas muestra en la UACh el antiguo sismógrafo que colapsó con el terremoto del 27/F.

Geógrafo Carlos Rojas:

“Los volcanes en erupción y los terremotos son recurrentes en Chile”

* Respecto a la duración de las erupciones, sostiene que son extraordinariamente variables. Pueden durar algunos días o varias  semanas como sucedió con el volcán Chaitén. Otra posibilidad es que la actividad pueda aquietarse, producirse otro periodo de espera y surgir de nuevo. 

Frente a la reciente erupción del Complejo Volcánico Puyehue-Cordón Caulle, en el sur del país, el geógrafo y académico de la Facultad de Ciencias UACh Prof. Carlos Rojas asegura que se trata de un fenómeno natural muy propio de nuestro territorio.
 
“Chile país de terremotos y de volcanes. La Cordillera de Los Andes está coronada de volcanes a lo largo de la mayor parte del territorio. Por lo tanto la existencia de volcanes en erupción debiera ser algo similar a la ocurrencia de terremotos para los habitantes, es decir algo que no debiera sorprendernos tanto”, plantea.
 
En ese marco recuerda que muchos suelos de la región se han originado a partir de materiales volcánicos por lo tanto muestran que estos fenómenos han existido durante mucho tiempo y han dado origen a parte de nuestros recursos naturales también.
 
“Si uno recorre la zona entre el lago Ranco y el lago Puyehue se da cuenta de la abundancia de geoformas de origen volcánico y de evidencias de fenómenos similares en el pasado. Una erupción como la de ahora ocurrió hace 51 años, unos días después del terremoto de 1960; por lo tanto es algo que no ocurre con mucha frecuencia, pero como con los terremotos, los chilenos debemos estar acostumbrados a vivir y enfrentar estos fenómenos”, dice.
 
¿Hay correlación entre un gran terremoto y una erupción volcánica? Sí, pues los sismos son facilitadores de erupciones que están por generarse. Sin embargo, como ha sucedido con el Complejo Volcánico Puyehue-Cordón Caulle, hay sismos que acompañan y anteceden a la erupción pero nunca alcanzan magnitudes tan altas como las de los sismos tectónicos.
 
Respecto a la duración de las erupciones, sostiene que son extraordinariamente variables. Pueden durar algunos días o varias  semanas como sucedió con el volcán Chaitén. Otra posibilidad es que la actividad pueda aquietarse, producirse otro periodo de espera y surgir de nuevo.
 
A su juicio, una de las situaciones complejas de esta erupción es que, a diferencia de Chaitén, lo que suceda con las personas es más difícil de manejar por la dispersión de quienes viven en esta zona. “Los especialistas van a evaluar y concluir si hay una etapa de vulnerabilidad alta que justifique la permanencia de medidas de evacuación o pueda autorizar el retorno a los hogares”, finalizó.

Tipo de erupción e impactos
 
El profesor de la Escuela de Geografía UACh califica a lo que sucede en Puyehue como una “erupción explosiva” en la cual el material volcánico eyectado es acompañado por gases.
 
El académico plantea que los impactos son múltiples:

* Caída de material piroclástico de distintos tamaños y dispersados por el viento, lo que crea problemas en la salud, en las comunicaciones, en los ecosistemas acuáticos y terrestres.
* Pérdidas de pastizales para ganado, impactos en los cultivos, y contaminación de cursos de agua.
* Posibilidad de desbordes y aluviones. 
* Cenizas (o vidrio volcánico) y otros productos caen en amplio rango de lugares y de ahí pueden seguir siendo movilizadas por el viento y cursos de agua. 
* Cuando caen grandes cantidades de cenizas  sobre techos de viviendas o galpones éstos no resisten por el peso.
* Al mojarse la ceniza se retiene la humedad sobre el techo y esto aumenta la masa, generando mayor posibilidad de colapso en las estructuras.


Compartir Noticia