Noticias

Dr. Salvador Cabrera junto a la Dra. María José García, de la Universidad de Salamanca

Invitada española

Dra. María José García ofreció clase y charla sobre medicamentos genéricos

Además comentó la importancia de la bioquivalencia.

La académica de la Universidad de Salamanca, Dra. María José García, dictó en Valdivia  la charla "Medicamento Genéricos: importancia de los ensayos de bioequivalencia", la que fue expuesta a integrantes del Colegio de Químicos Farmacéuticos de la Región de Los Ríos.

Además, la investigadora participó de una clase y un seminario frente a estudiantes de la carrera de Química y Farmacia de la UACh. Su arribo a la Universidad se debió a los excelentes vínculos con el Dr. Salvador Cabrera, académico del Instituto de Farmacia de la Facultad de Ciencias.

La Dra. García sostuvo que el eje principal de su charla, fue exponer la importancia de los ensayos de bioequivalencia en los medicamentos genéricos, situación que en Chile aún está en etapa de desarrollo, a diferencia de países de la Unión Europea.

La académica explicó que para entender por qué los medicamentos genéricos son más baratos y cuál es la importancia de que estos sean bioequivalentes, se debe conocer cómo funcionan los grandes laboratorios a nivel mundial.

Las grandes marcas de la industria, luego de una fuerte inversión en investigación y desarrollo, la realización de pruebas pre-clínicas y clínicas y la aprobación de diversas agencias de salud, logran posicionar su medicamento en el mercado, con una patente que le brinda 20 años de exclusividad de venta. Pasado ese tiempo, el principio activo del medicamento es liberado y empieza su comercialización como genérico, para lo cual en Europa se requiere cumplir con al menos un ensayo de bioequivalencia, que asegure que la respuesta del medicamento genérico será la misma que la del medicamento de referencia.

De este modo se protege a la industria farmacéutica, permitiéndoles obtener dividendos de su inversión en investigación y desarrollo por 20 años y a su vez surgen los genéricos, que reducen el costo del producto, porque ya no existe gasto en I+D. La Dra. García sostuvo que la patente, le permite a las marcas recobrar (en la mayoría de las ocasiones) su inversión, pero además, los obliga a volver a invertir en nuevas investigaciones, nuevos productos e innovar, para volver a tener créditos económicos.

La académica sostuvo que en Europa el 50% de las unidades vendidas son genéricas y en España esa cifra bordea el 30%. En tanto, en Chile, que aún no se puede comparar con el viejo continente, la venta de genéricos bioequivalentes no está totalmente regulada, puesto que aún se venden muchos medicamentos que sólo cumplen con la presencia del principio activo, pero no han demostrado que su eficacia terapéutica y seguridad es comparable a la del medicamento innovador.

"Es muy relevante que a los genéricos se le practiquen los ensayos de bioequivalencia, porque de esta forma se le asegura a la población que el medicamento cumplirá las mismas funciones que el de marca, además esto ayuda a generar una industria sostenible desde el punto de vista económico, al bajar los precios y permitir que la comunidad acceda a medicamentos de bajo costo", dijo la Dra. García.

En Chile, desde hace poco tiempo los medicamentos comienzan a tener un distintivo en forma de B dentro de un círculo, que indica que son bioequivalentes. Sin embargo aún hay mucho por hacer por parte de las Industrias Farmacéuticas, como también en términos de educación a la población, para que exijan medicamentos que aseguren su eficacia y seguridad.

Texto y fotografía: Comunicaciones Facultad de Ciencias / prensaciencias@uach.cl
(16.05.2013)


Compartir Noticia