Noticias

Prevención de enfermedades cardiovasculares: cada pieza cuenta.

Reveladores resultados de Proyecto de Investigación: "Factores de Riesgo Cardiovascular en Funcionarios no Académicos de la Universidad Austral de Chile"


Equipo de investigación estuvo formado por las académicas María Adela Martínez del Instituto de Farmacia, Facultad de Ciencias; Ana María Leiva del Instituto de Anatomía, Histología y Patología, Tatiana Victoriano del Instituto de Enfermería y Cristina Sotomayor del Instituto de Salud Pública, todas de la Facultad de Medicina; además participó el Dr. Juan Carlos Cárdenas director del Centro Médico del Personal de la UACh.

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte a nivel mundial afectando a personas que habitualmente se encuentran en plena etapa productiva.

El riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular está determinado por la presencia de factores de riesgo. Los factores de riesgo cardiovascular pueden ser de dos tipos: los no modificables, que son constitutivos de la persona y no es posible revertirlos o eliminarlos (edad, sexo, antecedentes personales y familiares de enfermedad cardiovascular) y los modificables, como hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, obesidad, tabaquismo, sedentarismo, entre otros. Estos factores de riesgo, gracias a ser susceptibles de modificarse, se transforman en la clave de la prevención de estas enfermedades.

En este contexto, se desarrolló un proyecto de investigación financiado por la Dirección de Investigación y Desarrollo (DID) de la UACh, cuyo principal objetivo fue evaluar la presencia de los principales factores de riesgo cardiovascular en funcionarios no académicos de la Universidad Austral de Chile.

El estudio se desarrolló durante los meses de agosto y septiembre de 2012, evaluándose a 258 funcionarios, que en forma voluntaria acudieron al Centro Médico del Personal de la UACh. Durante esta visita se tomó una muestra de sangre, con el fin de determinar glicemia y perfil lipídico, se tomaron medidas antropométricas, se midió la presión arterial y se aplicó un cuestionario de estilos de vida y caracterización socio-económica.
Los resultados evidencian presencia de estilos de vida no saludables con alta prevalencia de factores de riesgo cardiovascular, destacándose que un 79,4% de la población en estudio presenta sobrepeso u obesidad, 78,6% obesidad abdominal, 64,7% colesterol total elevado, 30,2% hipertensión arterial, 33,3% tabaquismo, 85,3% sedentarismo y sobre el 50% dieta poco saludable. 

Estos factores de riesgo tienden a agruparse en una misma persona aumentando así el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, este estudio reveló  que más del 90% de la población presenta algún factor de riesgo (3-4 factores de riesgo en promedio), un adecuado control de estos factores,  reduciría de forma importante el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares.

Un estudio similar realizado en estudiantes de primer año de la UACh, identificó también presencia de estos factores de riesgo en esta población, lo que ratifica la necesidad de desarrollar estrategias de promoción de estilos de vida saludables orientadas en la instalación de elementos protectores para la salud en toda la comunidad universitaria.


Compartir Noticia