Noticias

Dr. Eduardo Jaramillo.

Académico de la Facultad analiza:

Rol UACh en Restauración del Humedal del río Cruces


* El Dr.  Eduardo Jaramillo del Inst. de Zoología de la UACh recordó que en octubre de 2006 el Rector de la Corporación entregó al ministro del Interior el Programa de Investigaciones en el Ámbito Ecosistémico, preparado por él y otros científicos de la UACh.

Al término de la presentación del estudio sobre "Elaboración de un Modelo Conceptual del Ecosistema del Humedal del Río Cruces", elaborado por científicos de la Universidad de Chile, el Dr. Víctor Marín, académico que lideró ese estudio, instó al Gobierno Regional y a la Universidad Austral a hacerse cargo de la recuperación del Humedal. Hace dos años que un grupo de científicos de la UACh, liderados por el Dr. Eduardo Jaramillo, presentó un informe al Gobierno con los estudios que se debían realizar y para los cuales no se han asignado los fondos.

En la presentación del informe el Dr. Marín señaló: "La sociedad civil mayoritariamente opina, a través de nuestra encuesta, que es el Gobierno Regional el que debiera iniciar y liderar este proceso, y en otro aspecto, en la parte de asesorías, a una de las instituciones académicas más imponderadas de esta sociedad, que es la Universidad Austral". El Dr. Eduardo Jaramillo replicó que "Nosotros estamos preparados desde hace dos años para comenzar a hacer los estudios ecosistémicos propuestos en el momento en que estén los fondos. Por lo tanto, que ayer se haya dicho que el Gobierno Regional se tiene que hacer cargo y que el gestor tiene que ser la Universidad Austral de Chile, no es nada nuevo y tanto nosotros como Conaf lo sabemos", agregó.

Respecto a los fondos requeridos para poner en marcha los estudios, el académico de la UACh indicó que éstos deben ser gestionados por el Gobierno Regional a la brevedad si de verdad quiere hacer todo lo posible para recuperar el Santuario, ya que la Universidad Austral no es el llamado a gestionarlos.

Asimismo, el Dr. Jaramillo señaló que si bien hoy no hay recuperación del luchecillo (Egeria densa) en el Santuario, sí existen otras especies que es necesario estudiar, tanto desde el punto de vista poblacional como ecosistémico a fin de evaluar el actual funcionamiento del humedal. Han pasado dos años y no se ha hecho nada al respecto, sólo investigaciones aisladas y monitoreos periódicos de calidad de agua que lidera el académico. "Hay que dejar en claro que el Humedal no está muerto", puntualizó E. Jaramillo, "por lo tanto es urgente estudiarlo en su conjunto".

Rebate Nuevas Hipótesis

Tras la serie de repercusiones suscitadas luego de la presentación del informe del "Modelo Conceptual del Río Cruces", en el que se postulan dos nuevas hipótesis de ocho que habrían causado la muerte del luchecillo (Egeria densa), el Dr. Jaramillo salió a defender los resultados del estudio realizado por la UACh entre noviembre de 2004 y marzo de 2005 rebatiendo algunas de las propuestas del nuevo informe.

En primer lugar aclaró que de las ocho hipótesis utilizadas en el modelo de la U. de Chile, seis corresponden a la UACh, por lo tanto su aporte para dicho modelo posee un valor enorme. Sin embargo -agregó- "nuestra principal crítica es que las hipótesis de ellos no tienen suficiente fundamento y por lo tanto no poseen el mismo valor que la hipótesis que presentamos nosotros".

Los datos de una de las dos nuevas hipótesis propuestas por el equipo investigador liderado por el Dr. Marín, se fundamentan en una disminución del caudal del río Cruces, lo que habría expuesto al luchecillo a bajas temperaturas que se habrían producido durante Mayo de 2004, causando su desaparición y posterior emigración y muerte de cisnes de cuello negro.

El Dr. Jaramillo indicó que durante mayo de 2004, las temperaturas del aire (medidas en la estación climatológica del Campus Isla Teja) fueron similares al mismo período de años anteriores. En relación al caudal, los valores medidos por la Dirección General de Aguas (DGA) en el río Cruces fueron durante la mayor parte de mayo de 2004 mayores que durante el mismo mes del año anterior.

El Dr. Jaramillo agregó que días con bajas temperaturas del aire y bajos caudales han ocurrido numerosas veces con anterioridad al año 2004; sin embargo, el luchechillo no fue afectado. El investigador señala que para presentar una hipótesis como la mencionada, habría que haber evaluado estadísticamente las tendencias temporales de temperatura del aire y caudales y al menos, haber realizado mediciones de terreno donde se comparen las temperaturas del aire y del agua, además de las del sustrato que habría quedado emergido durante los períodos de marea baja.

"Todo lo anterior confirma que no hay suficiente base para argumentar que esos factores climáticos influyeron en la desaparición del luchecillo. Por eso es que nosotros seguimos pensando que tenemos la explicación más plausible para la desaparición de esta macrófita acuática", afirmó.

"Más aún, la hipótesis presentada por el equipo del Dr. Marín, no permite explicar la muerte de cisnes de cuello negro y taguas por hemocromatosis o daño hepático, debido a altas concentraciones de hierro, producto de la ingesta de plantas contaminadas con este metal pesado. Tampoco permiten explicar las altas concentraciones de hierro y otros metales pesados como aluminio y manganeso que se midieron en plantas de luchechillo del humedal o en plantas sanas del Calle Calle transplantadas al Santuario", sentenció el científico.

Por su parte, los Drs. Mauricio Soto (Instituto de Zoología) y Roberto Nespolo (Instituto de Ecología y Evolución), quienes han llevado a cabo estudios comunitarios y de ecofisiología de aves en el humedal, agregaron que cualquier científico calificado puede proponer hipótesis alternativas a las planteadas por los informes de la UACh, pero para que éstas tengan valor científico tienen que estar solventadas por análisis cuantitativos de datos, lo cual no ocurre con las propuestas por el equipo liderado por el Dr. Marín.

"Las variables que propone monitorear el equipo de la Universidad de Chile ya habían sido propuestas como parte de las variables relevantes a estudiar en la propuesta de investigación de la UACh, la cual no sólo incorpora planes de monitoreo - como sugiere el Dr. Marín - sino que además programas de investigaciones específicas que den luces de cómo se podría recuperar el ecosistema del humedal del río Cruces", conluyó el Dr. Soto.

Fuente: "Noticias UACh".


Compartir Noticia