Noticias

Los estudios se realizaron en humueles de la Región de Aysén.

En Revista Científica:

Académico Publica Importante Descubrimiento sobre Genética del Huemul

*La investigación, liderada por el Dr. Paulo Corti del Instituto de Zoología, permitió comprobar la baja variabilidad genética que presenta una población de huemules al sur de nuestro país.

La Revista científica Conservation Genetics incluyó un importante descubrimiento sobre genética del huemul, realizado por el Dr. Paulo Corti, profesor adjunto del Instituto de Zoología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile. La publicación fue titulada "Past bottlenecks and current population fragmentation of endangered huemul deer (Hippocamelus bisulcus): implications for preservation of genetic diversity".

La investigación fue liderada por el académico UACh y contó con la colaboración de científicos canadienses. El periodo de estudio fue entre abril del año 2005 y diciembre de 2007. El área se ubicó en la Reserva Nacional Lago Cochrane (Tamango), en la Región de Aysén. Esta zona fue elegida, ya que en la ribera norte del Lago Cochrane, especialmente donde está la mencionada Reserva, existe una población de huemules relativamente estable, bajo protección del Estado y que a pesar de estar localizados en un lugar remoto, la logística de acceso es conveniente.

El Dr. Corti expresó que uno de los puntos relevantes de los estudios fue la variabilidad genética registrada para el huemul en esta población, que es una de las más bajas registradas hasta el momento para ungulados (animales con pesuña o casco) silvestres, incluidos los que son reconocidos por su baja variabilidad, tales como las cabras monteses (Oreamnos americanus) y el íbice alpino (Capra ibex). "Incluso si se compara con otros mamíferos como el cheetah o guepardo (Acinonyx juvatus) -felino que ha sido el ícono de la escasa variabilidad genética en conservación- el huemul es también más bajo", indica.

Señala que en el artículo se dan recomendaciones para el manejo y conservación del huemul y de esta población en particular, tratando de mantener el número actual de animales presentes en el área, ya que cualquier tipo de reducción implicaría una disminución aún mayor en la variabilidad genética, que ya es muy baja. Además, el análisis indica que si la población no logra conectarse con otras poblaciones cercanas, su variabilidad genética seguirá disminuyendo constantemente en el tiempo.

Respecto a efectos negativos que pudiese tener la baja variabilidad, Corti agrega que estos podrían estar relacionados con carencia de adaptabilidad a cambios en el ambiente, baja resistencia a enfermedades, baja sobrevivencia de las crías al nacer, y posibles malformaciones. "Esto aún no se ha observado o determinado con exactitud, por lo que se recomienda seguir investigando éste y otros grupos de huemules con características similares".

Variabilidad genética

El Dr. Corti explica que la escasa variabilidad genética se originó por la fragmentación de la población, es decir por su aislamiento en relación a otras poblaciones. Los huemules de la ribera norte del Lago Cochrane se encuentran actualmente separados de otras poblaciones de huemul por estar rodeados de un hábitat poco adecuado (agricultura, ganadería, plantaciones forestales, poblados con perros, estepa patagónica).

En el análisis que presenta la publicación se sugieren dos causas principales que determinaron la baja variabilidad genética:

1) La población se redujo en su tamaño drásticamente y en forma reciente debido a la llegada de los colonos hace 90 años, reduciendo el hábitat disponible al quemar y cortar los bosques, introducir ganado con enfermedades, perros,y posible cacería.

 2) La población de huemules se mantuvo también baja por muchos años debido posiblemente al impacto del último máximo glaciar (aproximadamente 10.000 años atrás), que fragmentó y aisló poblaciones con los continuos avances y retrocesos del hielo.

En relación a la segunda posible causa, dice que los huemules parecen haber sobrellevado bien la reducción poblacional por el impacto glaciar, desde el punto de vista genético, ya que no se observó consanguinidad en los animales del estudio. Sin embrago, "aunque ambos hechos aislaron a la población, el impacto de los últimos 90 años es el más relevante desde el punto de vista de la conservación, ya que el tamaño de la población y la variabilidad genética se redujeron en forma drástica en un periodo muy corto de tiempo", afirma.

Carla Sepúlveda Campos
Periodista
Facultad de Ciencias
Universidad Austral de Chile
E-mail:
carlasepulveda@uach.cl


Compartir Noticia